Detención judicial para 16 “chakales”, entre ellos 5 policías

TEGUCIGALPA, HONDURAS.- El juez de Letras Penal con Jurisdicción Nacional en Materia Penal, en audiencia de declaración de imputados, les dictó la medida de detención judicial a 16 señalados a quienes fiscales del Ministerio Público (MP) los acusan de comandar y operar una red regional gigantesca dedicada al tráfico de personas en Honduras, con ayuda de miembros de la Policía Nacional.

Los señalados en este caso son el comisario activo de la Policía Nacional, Edwin Euceda Barahona; el subinspector, Hugo Ramón Posas Andino; el clase III, Federico Leonardo Logan López; el clase I, Juan Alberto Morazán Suárez; y la agente policial Diandra María de Zelaya, a quienes el juez los remitió a las penitenciarías de hombres y mujeres ubicadas en la aldea de Támara, en el Distrito Central.

Por otra parte, fueron remitidos al centro penitenciario de Siria, en El Porvenir, en Francisco Morazán, los acusados Gustavo Adolfo Cárdenas Sagastizado, a quien la Fiscalía lo señala en calidad de líder, así como a Federico Leonardo Logan López y José Antonio Marcia Estrada.

Asimismo, se envió a la cárcel de Siria a Kendy Rodiney Estrada Pastrana, Jimi Josué Hernández, Roger Eduardo Palma Pérez, Carlos Alberto Cruz Martínez, Luis Fernando Velásquez, José Jonatán Santos, Elmer Yaniel López en Nacaome y Óscar Armando Andrade Espinal.

AUDIENCIA INICIAL

El juez señaló que la audiencia inicial de este caso se realizará el próximo martes, 1 de diciembre, a partir de las 9:00 de la mañana.

Específicamente, la Fiscalía acusa al presunto líder de esta red criminal y al segundo al mando de los delitos de lavado de activos, asociación para delinquir y tráfico ilícito de personas, mientras que a los demás los señala de los delitos de tráfico ilícito de personas y asociación para delinquir.

Los acusados fueron aprehendidos el jueves pasado, en el marco de la Operación Chakal, desarrollada por el MP y entes de seguridad, en siete ciudades del país.

La investigación contra esta red criminal de tráfico de personas inició desde hace un año, luego de recibir información desde Costa Rica sobre este ilícito.

Posteriormente se detalló que hondureños, nicaragüenses, cubanos, hindúes y africanos en general, estaban siendo llevados hasta Estados Unidos por este grupo delictivo que transportaba cerca de 100 personas semanalmente.

Otro dato importante que arrojó la investigación es la cantidad de dinero que paga cada migrante que es llevado de forma irregular hacia la Unión Americana y que va desde los 8,000 hasta los 12,000 dólares por indocumentado, y si es un menor de edad, la cantidad es más elevada.

About Berti

Check Also

Prisión Preventiva para socio del clan Barralaga por lavar 154 millones de lempiras

TEGUCIGALPA, HONDURAS.- La Unidad Fiscal de Apoyo al Proceso de Depuración Policial (UF-ADPOL) en conjunto …