No hay comida, ni agua en albergues, denuncian refugiados de Iota

Tegucigalpa, Honduras.- Capitalinos albergados en la Villa Olímpica en Tegucigalpa, denunciaron que se encuentran sin agua y sin comida para los refugiados de los ciclones Iota y Eta.

La coordinadora de dicho albergue, Irina Marcela Velásquez, denunció que el gobierno no les ha dotado los insumos de higiene personas ni alimentos para los cientos de refugiados, por lo tanto, exige a las autoridades que les brinden los recursos adecuados.

“Vivimos en la colonia Nueva Suyapa, estábamos albergados en la Escuela Pablo Portillo Figueroa y de allí nos movilizaron para acá, estuvimos albergados por siete días en la escuela y luego nos trajeron para acá porque allá es una zona de peligro por deslizamientos”, indicó Velásquez en una estación radial.

Seguidamente agregó: “Ayer nos atendieron muy bien, con camas y comida, pero ya hoy no y hasta ahora (pasadas las 2 pm) nos trajeron el desayuno pero no para todas las personas. Tampoco tenemos agua, y hay recién nacidos que necesitan para hacer sus pepes, también kits de aseo personal porque nos trajeron sin nada”.

La coordinadora aseguró que en este albergue hay aproximadamente 22 familias. Hay unos 15 niños de 0 a 10 años, 33 niñas de 0 a 13 años, jóvenes de 13 a 18 años hay 3 y unos 40 adultos incluyendo personas de la tercera edad.

¿Y los fondos ETA?

El 7 de noviembre el mandatario Hernández anunció en cadena nacional la creación de la operación “No están solos”, que supuso la dotación de raciones de alimentos a 60 mil familias (unas 300 mil personas) que fueron albergadas en los más de 1,500 centros habilitados en todo el país tras el paso del ciclón.

Dos días después, confirmó en su cuenta de Twitter que “vamos a distribuir 60,000 raciones de comida, 7 mil en Tegucigalpa y 13mil en San Pedro Sula, a un ritmo de 8 mil raciones diarias”, agregando que 200 personas estaban trabajando día y noche en la preparación de las bolsas.

Sin embargo, la promesa gubernamental se quedó en discurso, porque en los centros de refugio el reclamo es unísono: no hay comida ni sábanas, ni colchonetas ni demás insumos que dijo Hernández enviarían hace ya nueve días; diferentes medios de comunicación han dado cobertura a estos centros confirmando las denuncias.

De acuerdo con los afectados, comen cuando les llevan donaciones personas de buen corazón, empresas conscientes o países amigos como El Salvador, pero algunas de estas ayudas se han perdido por negligencia criminal de empleados públicos.

About Berti

Check Also

Hospitales reportan 14 fallecidos con sospecha de COVID-19 en la capital

Al menos 14 personas perdieron la vida por sospecha de COVID-19 en las últimas 24 …