A man carries wood to fix his house after the passage of Hurricane Iota in Bilwi, Nicaragua on November 17, 2020. - Storm Iota has killed at least nine people as it smashed homes, uprooted trees and swamped roads during its destructive advance across Central America, authorities said Tuesday, just two weeks after Hurricane Eta devastated parts of the region. (Photo by STR / AFP)

“Fue como una película de terror”: relatan nicaragüenses tras paso de Iota

Managua, Nicaragua.- “Parecía que estábamos en una guerra, el sonido trepidante del viento arrancando techos, árboles y postes”, es el relato de Edgard Ayesta, uno de los tantos damnificados en Nicaragua tras el devastador paso del huracán Iota, que impactó el Caribe del país como un poderoso fenómeno de categoría 4 la tarde del lunes.

En Bilwi, en el Caribe nicaragüense, sus habitantes caminan desolados entre los escombros dejados por la furia del huracán Iota que acabó por destruir lo que se pudo salvar hace dos semanas tras el embate de Eta, otro poderoso huracán categoría 4 que ingresó el 3 noviembre y que acabó con todo lo que encontró a su paso.

En las calles de este humilde municipio del país centroamericano donde la mayoría de su población es de origen misquito, las casas de madera desaparecieron y en su lugar el mar dejó toneladas de suciedad, piedras, trozos de árboles y de lanchas, pues es una zona que sobrevive de la pesca.

“No quedó nada, el huracán se llevó todas las casas que estaban en la costa”, comentó, por su parte, Esteban Moore a Prensa Libre de Guatemala, cuya vivienda fue arrasada por el Iota y ahora no sabe cómo hará para construir otra.

Mientras que David Muller, vecino del barrio El Muelle en Bilwi, contó que Iota “fue como una película de terror, llovía intenso y el viento golpeaba fuerte hasta que levantó parte del techo, pero la casa de concreto resistió la embestida. Hubo mucho miedo”.

Tras el paso de Iota por Nicaragua, las calles lucen desoladas, algunas personas salen a recoger entre los escombros trozos de madera a salvo y láminas que sobrevivieron a los destrozos, mientras las ciudades permanecen sin electricidad, agua e Internet y aisladas del resto del país.

Iota se degradó el miércoles en depresión tropical en su llegada a El Salvador en donde ya cobró la vida de una persona, tras haber dejado graves daños e inundaciones en Honduras, donde seis personas murieron, cinco de ellas de una misma familia, y otras seis víctimas se registraron en Nicaragua

About Berti

Check Also

Bukele entrega viviendas a 252 familias que perdieron todo por lluvias

SAN SALVADOR.- El presidente de la República, Nayib Bukele cumplió su promesa y este sábado …