La covid-19 “no ha sido tan catastrófica como algunos hubiesen deseado”, dice Lisandro Rosales

Tegucigalpa, Honduras. El canciller de Honduras, Lisandro Rosales, dijo este martes a Efe en Tegucigalpa que ha habido “dificultades” en el manejo de la pandemia de COVID-19, pero que a pesar de que la cifra de muertos supera el millar, “no ha sido tan catastrófica como algunos hubiesen deseado”.

“Creo que hay que ver las estadísticas, lamentablemente tenemos más de 1.000 fallecidos”, subrayó Rosales al recordar que cuando se iniciaba la pandemia, en marzo, hubo quienes indicaron que hacia junio los contagiados superarían los 2 millones de personas, y en julio habría más de 46.000 muertos.

Añadió que la cifra más aproximada sobre los decesos por coronavirus ha sido la de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), que calculaba entre 1.000 y 1.200 hacia inicios de agosto.

La pandemia ha dejado en Honduras al menos 1.384 muertos y 43.794 contagios, según el Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager).

ALTO DESCONOCIMIENTO SOBRE LA ENFERMEDAD

El diplomático señaló que en el país se tenía “un alto desconocimiento” sobre la pandemia, pero que cinco meses después, pese a las dificultades de un mal que “sigue siendo un enigma”, ahora “es importante ver cómo ha evolucionado” el manejo de la situación y “cuál ha sido el comportamiento de la enfermedad”.

“Hemos tenido que estar frente a la información científica que nos ha dejado muchas lecciones aprendidas”, después de que se decía que todo el país estaría “en cuidados intensivos”, agregó el alto funcionario, quien desde el 7 de abril ejerce, además, como comisionado presidencial ante la pandemia por COVID-19.

Gradualmente, según Rosales, se ha venido demostrando que la eficiencia se produce cuando se atiende a las personas en el hogar y de manera temprana para evitar muertes por la enfermedad.

Los principales epicentros de la pandemia siguen siento el valle de Sula, en el norte del país, donde se localiza San Pedro Sula, la segunda ciudad más importante, y el Distrito Central, donde tiene su sede Tegucigalpa.

Médicos de hospitales públicos de San Pedro Sula y Tegucigalpa han venido afirmando que los nosocomios están por colapsar, además de exigir más equipo y medidas de seguridad para todo el personal sanitario que está al frente de la pandemia.

El pico de la pandemia sigue en alza, pero, según fuentes oficiales, los contagios y fallecidos han comenzado a descender al menos en San Pedro Sula, atribuido en parte a la apertura de varios triajes, algo que también se está aplicando en otras ciudades, en muchos casos con apoyo del sector privado y pobladores.

Rosales dijo que al asumir su nueva rol, comenzó con una planificación para ver cuáles eran las áreas más importantes en lo que tiene que ver con el personal sanitario e ir más de cerca de la ciudadanía, enfrentando el virus casa por casa.

Eso también implicó concienciar a la población a no estigmatizar a los contagiados, luego de que al inicio hubo alguien que pidió que se matara a la primera persona sospechosa de haber contraído el coronavirus, procedente del exterior, cuyo caso resultó ser negativo, recordó Rosales.

APUESTA POR MÁS HOSPITALES

Pese a las dificultades para manejar la pandemia en Honduras, país con 9,3 millones de habitantes, de los que más del 60 % son pobres, Rosales considera que “habido algún manejo importante” y que “hay curvas que debemos aprender y superar”, dado que el sistema de salud, no de ahora, sino de hace varias décadas, no ha contado con una planificación.

About Berti

Check Also

Unos 534 centros educativos resultaron dañados por fenómenos climatológicos

TEGUCIGALPA, HONDURAS.- Al menos 543 centros educativos fueron afectados por las tormentos tropicales “Eta” y …