Hallazgo del cadáver de un niño podría tratarse del desaparecido Enoc Chinchilla

Tegucigalpa, Honduras. La madre de Enoc Chinchilla, menor que fue raptado desde el 2 de diciembre de 2019, compartió un desgarrador vídeo en el que relata lo que está viviendo tras más ocho meses sin conocer el paradero de su hijo.

En su perfil de Facebook, Karina Chinchilla publicó un video, en el cual reveló en el que las autoridades de la Fiscalía le informaron que el cuerpo hallado en un sector montañoso de Tela, pertenecen a un menor.

En ese sentido, Chinchilla exigió a las autoridades hondureñas que agilicen el proceso de la prueba ADN que determinen si en realidad los restos pertenecen a los de su hijo.

“Me dijeron que los restos no pertenecen a los de un garífuna, sino a los de un menor, eso me ha partido mi corazón, me duele mi alma”, comenta Chinchilla.

Posteriormente, la madre agregó “les pido a todos los fiscales que por favor me ayuden y se pongan la mano en el corazón, que me ayuden a agilizar el proceso de la ADN, yo necesito saber. Ya quiero salir de esta prueba tan dura”, mencionó.

Finalmente, dejó claro que ella continúa aferrándose a los positivo, que es encontrar con vida a su retoño.

DESAPARICIÓN

El pequeño Enoc, fue raptado el 2 de dicimebre del 2019, a eso de las 7:00 am.

Ese día, según dijeron agentes de la Dirección Policial de Investigación (DPI) “algo se complicó”, pues los hechores nada más pretendían llevarse a Enoc, pero terminaron matando a cuatro personas: abuelo, tío y niñera del infante.

Según el oficial, todo fue obra de Bayron Meléndez,de 29 años, a quien la Policía detuvo días después de los hechos.

Burgos dijo que la idea era secuestrar al niño, así que Meléndez, supuestamente acompañado de otras dos personas, llegó muy temprano a casa del abuelo del pequeño, Rubilio Pérez. El sospechoso creyó que el señor dormía, pero no era así, sino que abrió la puerta cuando escuchó su nombre, y fue por eso que Meléndez lo atacó a disparos y luego asfixió con un cordón de zapatos.

Pero unos instantes más tarde, con los asesinos dentro de la casa, llegó Israel Ramos, el tío de Enoc, a quien también mataron de un golpe en la cabeza. Posteriormente llegó Cindy Castro, que cuidaba al niño, quien apareció muerta algunos días después. La Policía tiene la hipótesis de que Cindy estaba coludida con Meléndez, pero que fue asesinado porque luego pretendía delatarlo a él y a sus compinches.

Los cadáveres del tío y abuelo de Enoc, junto al de Amalia Molina, una vecina de la familia, fueron hallados semienterrados en una zona desolada de Campo Elvir. Mientras que el de Cindy yacía en una zona montañosa de Lancetilla.

About Berti

Check Also

Prisión Preventiva para socio del clan Barralaga por lavar 154 millones de lempiras

TEGUCIGALPA, HONDURAS.- La Unidad Fiscal de Apoyo al Proceso de Depuración Policial (UF-ADPOL) en conjunto …