Imagen ilustrativa

Nicaragua, el único país de la región que cobra por las pruebas de covid-19

Nicaragua. En toda Centroamérica, Nicaragua es el único país donde las autoridades de Salud cobrarán por la realización de las pruebas PCR para detectar el contagio del SARS CoV-2, pese a que, a cuatro meses de la llegada de la pandemia, continúa sin informar sobre la cantidad de pruebas realizadas y sus resultados, pues también es el único país que las mantiene centralizadas, a través del Centro Nacional de Diagnóstico y Referencia (CNDR).

El Ministerio de Salud (Minsa) anunció este viernes que cobrará 150 dólares por la realización de las pruebas de reacción en cadena de la polimerasa (PCR) que sirven para identificar el coronavirus. El test, disponible para los nicaragüenses que deben viajar fuera del país, se hará en el laboratorio del CNDR, que pertenece al Estado y funciona en el Complejo de Salud “Conchita” Palacios .

El costo de esta prueba en Nicaragua, el país más pobre de Centroamérica, es incluso superior al de laboratorios privados de Honduras, Panamá y Costa Rica, donde se consigue entre 44 y 95 dólares. Mientras, en El Salvador se obtiene por 165 dólares, y en Guatemala por 351 dólares. Sin embargo, ninguna entidad pública de estos países cobra por las pruebas a la población.

Además, estos países han informado públicamente la cantidad de las pruebas que han realizado y cuántas de estas han sido positivas o negativas, pues son parte de sus informes regulares sobre el impacto de la pandemia.

Centralización y secretismo con pruebas PCR

El Minsa ha respondido a la covid-19 con el hermetismo que caracteriza al Gobierno de Daniel Ortega y Rosario Murillo, brindado datos limitados, antojadizos y confusos sobre el número de contagios. Además, se niega a realizar las pruebas masivas que ayudarían a comprender el comportamiento de la enfermedad, o a permitir su realización en laboratorios privados y hospitales.

“Un muestreo más exhaustivo obligaría al Minsa a varios cambios esenciales, como descentralizar el diagnóstico de la covid–19”, ha sugerido el biólogo molecular Jorge Huete, quien argumenta que se puede capacitar al “personal de hospitales y centros sobre la detección del virus y llamando a los hospitales privados, los laboratorios y las clínicas médicas para que, de manera semejante, adquieran kits de diagnóstico rápido o de otro tipo”.

Según el experto, esta sería una opción no muy costosa, porque a diferencia del costo de las pruebas PCR, los test rápidos son más económicos, el resultado se obtiene en unos minutos y no requiere de profesionales súper calificados. Sin embargo, el Minsa se ha mostrado renuente a realizar estos test o descentralizar las pruebas, incluso pese a las donaciones de estos recursos, sobre los que tampoco ha rendido cuenta.

El Minsa se ha limitado a la ejecución de pruebas a personas que presenten varios de los síntomas graves de la enfermedad o que hayan estado en contacto con una persona positiva. Aunque, hay denuncias de pacientes y familiares que aseguran que les negaron la realización de las pruebas y en casos donde sí lograron que se las hicieran, les dijeron que su resultado fue indeterminado o indefinido. O bien únicamente les informaron vía telefónica.

Según un conteo de las donaciones recibidas durante los cuatro meses que han pasado desde la llegada de la pandemia a Nicaragua, el Gobierno habría recibido como donación más de 30 000 pruebas y reactivos para identificar la covid-19 y más de 15 millones de dólares en ayuda para enfrentar la pandemia.

Gobierno comprará más pruebas

Esta semana, también se conoció a través del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), que el Gobierno nicaragüense adquirirá 100 000 pruebas más. Sin embargo, la única información disponible es que la compra será simplificada. Es decir, que no entrará a ninguna licitación establecida en las leyes nacionales.

Tampoco sé sabe si se realizará con fondos públicos, si será con el dinero recibido por las donaciones o si lo harán a través de un préstamo. El Gobierno igual calla sobre el destino y uso que tendrán estas pruebas, sobre todo ahora que ha anunciado el costo de 150 dólares, en un país donde el salario mínimo promedia entre 180 y 200 dólares.

Asimismo, omite por qué no hay pruebas masivas a la población, aunque el testeo masivo no ha sido parte de la estrategia de prevención y contención de la pandemia, como quedó demostrado en su Libro Blanco y en el plan de Lucha Antiepidémica que el Minsa presentó a finales de junio.

El anuncio del cobro del Minsa ocurre días después de que el mismo Ministerio finalmente decidió emitir una resolución para establecer el protocolo de ingresos para viajeros nacionales y extranjeros, a quienes exigirá una prueba con resultado negativo de covid-19 que haya sido realizada en un período no mayor a 72 horas.

Ese mismo 14 de julio, el Instituto Nicaragüense de Aeronáutica Civil (INAC) anunció que el próximo mes ya estarían listos para retomar las operaciones del Aeropuerto Internacional Augusto C. Sandino, que fueron suspendidas por la falta de vuelos, pues aunque el Gobierno no cerró las fronteras ni suspendió los vuelos, muchas aerolíneas cancelaron sus viajes en abril pasado, cuando todos los países de la región promovieron una cuarentena contra la covid-19.

About Berti

Check Also

El papa lamenta que el consumismo “ha secuestrado la Navidad”

CIUDAD DEL VATICANO.- El papa Francisco lamentó hoy que el consumismo «ha secuestrado la Navidad» …