Mascarillas KN95 adquiridas por Copeco e Invest-H no protegen de la COVID-19

Tegucigalpa, Honduras. El Consejo Nacional Anticorrupción (CNA) presentó es lunes el séptimo informe denominado “Corrupción en Tiempos de Covid-19”, “La trampa mortal de la bioseguridad estatal”, donde revela que el Comité Permanente de Contingencias (Copeco) e Inversiones Estratégicas de Honduras (INVEST-H) compraron mascarillas KN95 que no están certificadas para proteger a los seres humanos del contagio por el COVID-19.

Según el informe del CNA, Copeco compró 335,000 mascarillas KN95 e INVEST-H, en uno de los lotes, compró 469,000 estas fueron distribuidas a personal de salud en los centros de salud, hospitales, clíper, centros de triaje, entre otras. El hallazgo de esta auditoria revela que estas no están certificadas para proteger del contagio de COVID-19, también se constató que las autoridades administrativas de la Secretaría de Salud sacaron de su empaque secundario con el probable objetivo de evitar que se tuviera conocimiento que estas no son recomendadas para uso médico.

Copeco acordó la compra de 100,000 mascarillas KN95 con la sociedad mercantil City Comercial. Dicha empresa entregó las mascarillas en dos lotes: uno de noventa mil y otro de diez mil. Uno de estos lotes tiene una etiqueta con la supuesta marca «M U», más descripciones en inglés haciendo referencia al producto. En uno de sus enunciados dice: «También ayuda a filtrar polen, moho y partículas de polvo que pueden entrar durante actividades externas tales como: jardinería, tala de madera, rastrillaje y cortado de césped». Por tanto, en ninguna de las inscripciones se recomienda el uso médico; sumado a lo anterior, no menciona el nombre del fabricante ni tiene inscrita ninguna normativa.

En el segundo lote se puede leer en el embalaje secundario2: «Mascarilla protectora KN-95», entre otras descripciones del producto. En esta parte, resulta extraño que tampoco tiene nombre del fabricante, pero sí las normativas GB 2626-2006 y EN 149:2001+A1:2009.

Los encargados actuales del almacén no saben qué mascarillas corresponden a cada lote, debido a que cuando ingresaron se encontraban asignados en otras dependencias de Copeco.

Copeco y la sociedad mercantil Inversiones y Equipos, acordaron la compraventa de 100,000 mascarillas, estas fueron entregadas por el proveedor el día 19 de mayo de 2020 en dos presentaciones; la primera, viene en empaque de cartón que contiene cuarenta cajas que a su vez incluyen cincuenta mascarillas KN95 color blanco; mientras que en el empaque secundario, describe este producto con el nombre comercial Leader.

Se menciona que el fabricante es Shenzhen Leader Biotechnology Co., Ltd, además, trae la inscripción GB 2626-2006 y en sus indicaciones traducidas al español puede leerse lo siguiente: «Este producto no debe de ser vendido como máscara quirúrgica, ya que la capa de en medio está hecha de material derretible, incapaz de filtrar correctamente algunas partículas no aceitosas como bacterias y polvo“.

Por su parte, Invest-H que adquirió, entre otros, un lote de 469,000 mascarillas KN95 con el nombre comercial Marrywow, tampoco se cuenta con los detalles del proceso de compra y del proveedor. Este lote de mascarillas viene en cajas de cartón que contienen 20 cajas más pequeñas y que a su vez albergan 50 mascarillas color blanco.

En el empaque secundario puede leerse la frase: «for non–medical use only», que traducido al español dice: «exclusivamente para uso no-médico», sin describir el nombre del fabricante, pero sí unas inscripciones en chino y entre sus recomendaciones en idioma inglés puede leerse la frase traducida al español: «La máscara puede aplicarse para fundición, uso en laboratorios químicos, pintar, fumigación, limpieza solvente, impresiones offset y
galvanizado, electrónica, procesos alimentarios, automotrices y navales, pintado en aceite, esterilización y otros ambientes de trabajo pesado».

Obsérvese que el fabricante no hace ninguna recomendación para su uso en hospitales o para prevenir el contagio de enfermedades infecciosas. No obstante, el día 19 de junio de 2020, el personal del CNA pudo observar a empleados de la Sesal encargados del almacén donde se recibe y despachan los medicamentos, insumos y EPP adquiridos por Invest-H, que estaban sacando las mascarillas KN95 con el nombre comercial Marrywow de su empaque secundario para dejarlas en su empaque primario. Se
consultó la razón por la que estaban haciendo esta actividad y respondieron que la gerencia administrativa de la Sesal había pedido las cajas; es decir, las del embalaje secundario, sin brindar ninguna justificación.

Esta manipulación del embalaje puede tener dos posibles objetivos; primero, evitar que los usuarios de las mascarillas puedan leer y traducir lo descrito en el embalaje secundario y dejen de usarlas; y segundo, eludir una posible denuncia por la compra de EPP que no es apto para el uso médico, sin importar el riego de contagio de COVID-19 al que se está exponiendo y va a ser sometido el personal sanitario que use estas mascarillas. Nótese lo
descrito en las siguientes imágenes:

Una vez identificadas las mascarillas KN95 adquiridas por el Estado de Honduras bajo la intermediación de Copeco, el equipo del CNA procedió a realizar diferentes investigaciones dentro de las instalaciones de esta Secretaría de Estado, donde se revisaron documentos de recepción y despacho; al mismo tiempo, se sostuvo entrevistas con representantes de esta institución, logrando identificar diferentes destinos que han tenido las mismas. Para fines de comprensión, se muestra un cuadro detallado de los diferentes destinos que han tenido estas mascarillas hasta el 19 de junio de 2020.

En el cuadro anterior se puede apreciar el despacho de ciento cincuenta y siete mil trescientos treinta y dos (157,332) mascarillas KN95 a 56 lugares diferentes. Los destinos que más han recibido mascarillas KN95 son: la regional II de Copeco en San Pedro Sula (44.49 %)5, las Fuerzas Armadas de Honduras (15.25 %) y la región sanitaria de Valle (6.36 %). Los productos recibidos en las regionales de Copeco a nivel nacional son redistribuidos en sus zonas de influencia hacia otras instituciones; por lo general, relacionadas con la atención de la pandemia del COVID-19.


Aproximadamente, el 74 % de los destinos específicos de las mascarillas KN95, adquiridas por Copeco, son instituciones relacionadas con la salud y con participación directa y frecuente hacia pacientes enfermos de COVID-196.

Por su parte, en el caso del lote
de 469,000 mascarillas KN95 adquiridas por Invest-H y que fueron entregadas a la Sesal, el CNA ha realizado visitas a la bodega habilitada para recibir, almacenar y despachar este producto, donde ha podido constatar su distribución; en su gran mayoría, dentro de hospitales a nivel nacional, las regiones departamentales y metropolitanas de salud en Tegucigalpa y San Pedro Sula entre otras dependencias del Estado —no se detalla su distribución debido a que esa información aún no está en poder del Consejo—.

Conclusiones del CNA de su séptimo informe “Corrupción en Tiempos de COVID-19”

About Berti

Check Also

Hospitales reportan 14 fallecidos con sospecha de COVID-19 en la capital

Al menos 14 personas perdieron la vida por sospecha de COVID-19 en las últimas 24 …