Padre Ángel López: “Personas en carpas no son atendidas como seres humanos”

Tegucigalpa, Honduras. «Debemos tener miedo a volvernos insensibles ante las necesidades de tantas personas, pero mi miedo son las personas en carpas, que no están siendo atendidas como seres humanos», reprochó este viernes el portavoz de Conferencia Episcopal de Honduras, Juan Ángel López.

“Hay miedo, hay que reconocer que hay miedo, pero al miedo que debemos llamarnos todos es al miedo de no hacer las cosas de manera coherente, a cuando nuestras palabras no van de acuerdo a nuestras acciones, miedo debemos tener los hondureños cuando teniendo la capacidad de ser seres humanos, que piensan primero en el otro antes que en su propia soberbia, en su propio egoísmo, entonces no estamos caminando hacia ser realmente una nación que responda a lo básico que es la persona humana”, dijo.

Subrayó que “el miedo debe ser a no ser conscientes, a no ser responsables de lo que Dios ha puesto en nuestras manos, debemos tener miedo a volvernos insensibles de las necesidades de tantas personas”.

Recordó que la última reunión de los obispos fue a inicios de junio, en el que se discutieron varios temas de actualidad en el país en el marco de la pandemia, pero «la Conferencia Episcopal tiene ya más de dos años de estar insistiendo en el tema de la corrupción, entonces sencillamente habría que remitirse a lo que venimos hablando desde hace ya mucho tiempo».

Agregó que «esto de la pandemia era una oportunidad para que los funcionarios públicos se reivindicaran frente a una población que les exige y les seguirá exigiendo que cumplan con su tarea para la cual fueron colocados, y lamentablemente lo que estamos viendo es todo lo contrario”.

Mencionó que la ‘vox populi’ (voz del pueblo) dice que ha habido corrupción y un pésimo manejo del dinero destinado para la pandemia y si ya teníamos un sistema de salud».

Lamentó que en Honduras no se ha invertido en salud ni educación, es decir que al momento de ser las prioridades al momento de gobernar se optó por darle prioridad a la seguridad publica, pero la seguridad publica es integral, no puede ser vista únicamente en la perspectiva de disminuir el índice de violencia o el índice de muertos.

El religioso señaló que “deberíamos tener miedo a no servir como deberíamos de hacerlo, a no responder en la medida de la historia concreta que estamos viviendo”.

Cuatro sacerdotes contagios

Al consultarle sobre la cantidad de párrocos que estarían con COVID-19, explicó que el caso del obispo de Trujillo, Monseñor Luis Solé, quien inicialmente fue diagnosticado con dengue y luego con el virus, pero está respondiendo bien al tratamiento y confiamos en Dios que se va a recuperar.

Además hay tres sacerdotes en La Ceiba que fueron positivos de COVID, que son de la Catedral San Isidro dos están hospitalizados y el otro está asintomático en su casa. “Estos son los cuatro de los que nosotros tenemos noticias y se ha hecho público para que la población oren por ellos, no hay ninguna cosa secreta en esto”.

Comentó que las actividades religiosas (misas) en la iglesia católica están canceladas, se cerraron nuevamente los templos ante las disposiciones de Sinager. “En este momento no hay ningún templo abierto en todo el país, aunque hay que mencionar que estamos sectorizados, pero es probable que en los sectores 1 y 2 que no hay mucho contagio se tenga uno de los templos abiertos, pero siempre tratando de mantener el protocolo que fue aprobado y que no sean celebraciones masivas”, señaló.

About Berti

Check Also

Unos 534 centros educativos resultaron dañados por fenómenos climatológicos

TEGUCIGALPA, HONDURAS.- Al menos 543 centros educativos fueron afectados por las tormentos tropicales “Eta” y …